Al Muraja’at, del Seyid Abdul Hussain Sharafudín al-Musawi al-A’meli

Entrada Livan irani

El Seyid Abdul Hussain Sharafudín al-Musawi al-A’meli, nació en la ciudad de Kadhimiyah, Irak, en el año 1290 H., (1869 d.C.). Era hijo de dos progenitores muy honorables cuya ascendencia llegaba hasta el Mensajero de Allah (Pbd).

Estudió con los más grandes sabios de su tiempo, en las ciudades de Samarra y Nayaf al-Ashraf; pasando por las etapas de estudiante y hasta llegar a convertirse en uno de sus profesores.

A la edad de 32 años, se dirigió a la región “Yabal A’meli”, en el sur del Líbano, de donde era oriunda su familia. Fue allí donde se quedó,  y después de un poco tiempo, alcanzó una gran reputación a lo largo y ancho del Líbano.

Debido a los cambios geopolíticos de la región, su país llegó a quedar bajo el dominio del colonialismo y la ocupación militar francesa. El Seyid Sharafudín se opuso a esas fuerzas de ocupación, llegando a convertirse en una pieza fundamental de la resistencia nacional contra los invasores.

Las tropas francesas quemaron su casa destruyendo su gran biblioteca, lo que causó perdidas para siempre, entra las que se encontraban unas 18 de sus mejores obras de investigación. Debido a la persecución de los franceses, el Seyid tuvo que trasladarse hacia Siria, Palestina, y Egipto. Por los lugares donde el Seyid Sharafudín caminó, siempre fue un gran provecho para las gentes, y una luz para los musulmanes.

En Egipto, se reunió con los más grande sabios musulmanes, y luego de un lapso de varios años, volvió a su país.

Tus trabajos son muchos, y sus escritos numerosos, ubicándolo en una posición preeminente entre los sabios y expertos de la Ley en el Mundo Islámico. Entre sus principales obras se encuentran las siguientes

Al Muraya’at: Fue impreso por vez primera, en la Imprenta Irfán, Sidón, Líbano, en el año 1335 H. (1914 d.C.). Impresión que fue agotada muy poco después de su salida. Éste libro, ha sido traducido a los idiomas: persa, inglés, hindi, y urdu

Fusul Al Muhimma fit Talif al Ummah: (Capítulos Importantes para Unificar a la Nación). Es uno de los mejores libros islámicos, que tratan materias polémicas relacionadas con los sunnitas y shiítas, a la luz de la teología (E’lmul Kalam), la razón, la deducción y el análisis. Fue completada esta obra, en el año 1327 H. (1906 d.C.) , y fue publicada dos veces en Sidón. El texto de la segunda edición, en 1347 H. (1926 d.C.) fue ampliado. Es una pequeña enciclopedia, que consta de 192 páginas.

Aywibat Masail Musa Yar-Allah (Respuestas a las Preguntas de Musa Yar-Allah). A pesar de que es un libro pequeño, representa una obra de un profundo conocimiento. Como lo sugiere el título, el libro contiene unas 20 respuestas a las preguntas que formuló Musa Yar-Allah, a los sabios shiítas.¿Por qué los shiítas consideran que algunas Compañeros fueron incrédulos? ¿por qué rechazan los shiítas a algunos de los Compañeros? ¿Los shiítas, alteraron el texto del Corán? ¿Los shiítas, hicieron ilícito el Yihad? ¿Por qué creen en el Badá (el cambio del destino que hace Allah)? ¿Por qué los shiítas, practican el matrimonio temporal (muta’)? ¿Cuál es la posición de los shiítas, respecto al awl (la ley de la herencia, que han adoptado los sunnitas), etc. Las respuestas del Seyid Sharafudín, son muy auténticas y se derivan de su gran conocimiento, basándose en pruebas documentales y lógicas, respuestas que por cierto; no dejaron espacio de maniobra para ejercitar la duda. Tiene una Introducción, en la cual hace un llamado a la unidad de los musulmanes, y una Conclusión, en la cual donde hace un rechazo acerca de la ignorancia de quienes levantan ese tipo de cargos y propagan alegatos sobre los libros shiítas, además establece que existe confusión en algunos libros sunnitas

Abu Hurairah: publicado en el año 1365 H. (1944 d.C.) por imprentas Irfán, Sidón, Líbano. En éste, el Seyid Sharafudín hizo un despliegue de un nuevo método de autoría en materia biográfica, debido a un increíble estilo analítico. Por este estilo, este libro ha sido considerado como uno de los más eminentes de su categoría. En él, el autor analiza a la luz del conocimiento y la razón, la vida de Abu Hurairah; su tiempo, circunstancias, amigos y hadices. Y presta una especial atención, a los 6 libros Sahihs Sunnitas, los cuales citan hadices de Abu Hurairah

Thabit al Athbat fi Silsilah Al Ruwat: (“La Última Prueba en la Cadena de Narradores”). Este libro, presenta una lista de los más renombrados narradores de hadices entre los musulmanes, en una secuencia que se remonta hasta el Mensajero de Allah (Pbd) y los Imames (P), y analiza las obras de sus autores. Fue publicado en dos ocasiones en Sidón

Risalah Kalamiyah: (“Disertación de la Filosofía Teológica”).

El Seyid Sharafudín murió en Líbano el 8 del Yamadi at-Thani, 1377 H. (1956 d.C.). Su cuerpo fue trasladado a Bagdad, Irak. Miles de musulmanes acompañaron el cortejo fúnebre durante un recorrido por las ciudades santas de Samarra, Karbalá y Nayaf. Fue enterrado en el Mausoleo del Imam Alí Ibn Abi Taleb, a tan sólo unos metros de distancia de la tumba de su honorabilismo ancestro; el Príncipe de los Creyentes (P), en la ciudad de Kufa. Que Allah, esté complacido con él, y le otorgue Su Perdón.

————————————————————————————————————————

En El Nombre de Allah, El Clemente, El Misericordioso

Vamos a ocuparnos de la obra del Seyid Abdul Hussain Sharafudín, denominada “Al Muraya’at” (La Verificación) (Editorial Darul Qari, Beirut, 1422- 2001 d.C-, 2° edición, pp. 328) obra subtitulada como “Intercambio Epistolar entre Dos Sabios del Mundo Islámico”, a propósito de las visiones shiítas y sunnitas, en las que el Seyid Sharafudín realizó un intercambio epistolar de 12 cartas con el Sheik de la Universidad Egipcia de Al Azhar.,

Este libro es muy valioso, puesto que representa una invitación al pensamiento, para que por medio del ejercicio correcto de la razón, se logre discernir entre las pruebas provenientes de la Revelación, y los hadices auténticos del Mensajero de Allah, respecto a un tema trascendental: ¿Por qué el Mundo Islámico está dividido fundamentalmente en dos corrientes: ¿la corriente sunnita y la corriente shiíta?

Afectando esta división, la unidad de La Nación Islámica es presa fácil de ataques exteriores e interiores.

El autor y su interlocutor presenciaron la destrucción política del Mundo Islámico, a manos de las potencias europeas de aquel entonces: Argelia, ocupada por Francia en 1830. Egipto, ocupado por Inglaterra en el año 1882. Unos años después de que se efectuó el intercambio epistolar entre estos dos sabios, Libia; sería ocupada y declarada colonia por Italia italiana en 1911, y Marruecos, sería declarado Protectorado Francés en 1912.

El Imperio Otomano, sería destruido después de la Primera Guerra Mundial y sus territorios quedarían divididos en diferentes Estados; de acuerdo con los designios de las potencias vencedoras de aquel conflicto, Inglaterra y Francia; de conformidad con el Acuerdo Sykes-Picok-(1916). Líbano y Siria serían mandatos sometidos a Francia. Irak, Transjordania, y Palestina, serían mandatos sometidos a Inglaterra. Arabia Saudita, y los pequeños emiratos del Golfo Pérsico, serían creados de acuerdo con los designios de Inglaterra.

Malasia y el subcontinente Indio estarían muchos años más bajo el dominio colonial británico. Y lo mismo sucedería con Indonesia, a manos de Holanda. Los pueblos musulmanes de África, también permanecerían bajo el control colonial europeo, hasta después de la Segunda Guerra Mundial, lo que dio paso a la división de esferas hegemónicas y control político-económico, esta vez, en manos de Estados Unidos y su rival; la Unión Soviética, hasta el final de la Guerra Fría, a principios de la década de los noventa.

(…)

Teniendo clara aquella división de pensamiento, dentro de la Ummah Islámica, el interlocutor propuso al Seyid Sharafudín que centraran sus discusiones e investigaciones en torno a dos preguntas fundamentales:

1) ¿Es la Corriente de Pensamiento Shiíta, una opción válida para ser seguida y practicada por un musulmán, que crea en Allah, y en el Mensajero de Allah, Mohammed (Pbd)? Esta pregunta y su respuesta, llegarían a constituir la primera parte de la investigación.

2) La segunda gran pregunta del Sheik Salim al Maliki, gira alrededor del tema del Califato. Es decir, la sucesión política y legítima de la Autoridad Político-Religiosa que estableció Mohammed (Pbd), cuando éste fundó el Estado Islámico. ¿Quién era la persona legitimada, para ejercer el cargo de la cabeza del Estado Islámico, después de la muerte del Santo Profeta?

Esta pregunta, y la resolución que se le dé a la misma, constituyen centro del problema que divide a esta Ummah Islámica, hasta el día de hoy.

El amor a la Verdad, acompañado con un gran respeto que tenían el uno por el otro, unidos en un propósito ejemplar: esclarecer la confusión, y el de educar a los musulmanes, de acuerdo a las palabras del Libro de Allah, y las del Santo Profeta (Pbd); permitieron que ambos sabios, se adentraran en textos y fuentes verídicas, las cuales habían sido olvidadas con el paso de los siglos.

Podríamos acotar, que ambas corrientes de pensamiento islámico, la shiíta y la sunnita; durante siglos han padecido de una grave enfermedad: el prejuicio de la una respecto a la otra. Prejuicio, entendido como una actitud, creencia, u opinión; que no se basa en una información, o experiencia suficiente, como para alcanzar una conclusión rotunda. O una: “Opinión previa y tenaz, por lo general desfavorable acerca de algo que se conoce mal”. Diccionario de la Real Academia Española, Editorial Espasa, Madrid, 1° edición, 1996, p.903).

Este libro, efectivamente, es una “muraya’at”, una revisión, un escrutinio cuidadoso de las fuentes y datos que se han recopilado en los libros fidedignos del mundo islámico, los cuales aportaron la información necesaria para poder emitir una serie de conclusiones categóricas. Ambos sabios, con la ayuda del Todopoderoso, y con la bendición de Su Profeta (Pbd); lograron alcanzar las cúspides de la Verdad y a Certeza en estas materias.

Un punto interesante, que hemos de resaltar, es que la mayoría de las fuentes que usó el Seyid Sharafudín, fueron provenientes de la corriente sunnita, esto a petición de su interlocutor el Sheik de Al-Azhar. Lo que hace este libro aún más encomiable. Denota una maestría insuperable del Seyid Sharafudín en el manejo de las pruebas documentales, – provenientes de las obras de autores sunnitas como: Al-Bukhari, Muslim, Tirmidhi, y Abu Dawud; entre muchas otras, en tiempos en los cuales no se contaba con la ayuda de computadoras, o programas de almacenamiento de datos.

Extracto del prólogo del Sheik Mohammed E. Ibarra. En breve ofreceremos la versión en castellano, Dios mediante.

Pulse aquí: Al_Murajaat_A_Shii_Sunni_dialogue

19-Dhil Qa’da, 1427

10-12-2006 (d.C.)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *