cropped-la-meca-12.jpg

Muhammad (PyB) nació en una época brillante de la historia. Ninguna nube ha oscurecido su nacimiento, su existencia o su vida entre la gente. Si algún otro Profeta es considerado una parte de la historia de la religión, Muhammad (P) es parte de ambas, de la religión y de la historia del mundo. Muhammad (PyB) nació en la Meca de unos bien conocidos padre y madre, vivió con su gente por cuarenta años antes de ser comisionado como un Profeta de Dios. El fue visto por su gente en su niñez y madurez. Fue reconocido como un ejemplo de honestidad e integridad.

La gente nunca encontró una falta en él, lo llamaban el confiable. Muhammad (P) no vivió una vida como una persona aislada. Por el contrario, se relacionaba con las personas constantemente. Como comerciante, Muhammad (PyB) viajó y se relacionó con personas de diferentes estilos de vida, pero nunca fue influenciado por bajas pasiones o ambiciones mundanales. Vivió en una sociedad pagana dominada por los adoradores de ídolos, pero nunca sucumbió a sus ideas, nunca los acompañó en su fe. Vivió en ese mundo pero tenía su propio mundo. Fue respetado por sus enemigos y admirado por sus amigos, y ningún Profeta en la historia recibió tan espontanea obediencia de sus compañeros.

Preguntas acerca del Islam

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*