Lecciones del evento de Mubáhala

najaf-1350x550

Después de recalcar, en varias ocasiones, la relación de Ahlul Bait(P) con el mensaje celestial en su conjunto, se añade otro evento que nos revela dicha relación pero en un aspecto diferente. ”Al Mubáhalah”, esto es, ordalía es otro acontecimiento que ha hecho evidente la posición que ostentan los miembros de Ahlul Bait(P) en el Islam.

A lo largo de la divulgación del islam el profeta (PBd) opta por destacar esta posición en tiempos y lugares determinados canalizándola atención de sus compañeros a este propósito. Obviamente el foco de la atención profética respecto de los miembros de Ahlul Bait (P) difiere en función del papel que corresponde a cada uno en este programa divino/profético.

El imam ‘Ali(P) tuvo una gran cota ,inevitablemente, proporcional a su jerarquía dentro de la cadena de Ahlul Bait(P) y debido a las funciones y misiones difíciles que le fueron designadas en la historia del islam. Esta realidad innegable tiene sus connotaciones positivas y pone de manifiesto la dimensión espiritual, intelectual y política que encierra ese binomio: profeta (PBd) / Alul Bait(P).Esta postura del profeta(PBd) es una estrategia que aspira no solo a divulgar su mensaje sino a mantenerlo vigente después de abandonar ese mundo. Es una visión del futuro para garantizar la perpetuidad de ese mensaje mientras no ocurra algún incidente desafiante.

A partir del noveno año de la hégira empieza el profeta (PBd) a enviar emisarios a los dirigentes y líderes de tribus exponiéndoles el islam. En el veinte cuatro de Dul Hiyya invitó a los cristianos de Nayrán (ciudad fronteriza entre Arabia y Yemen). Efectivamente se formó un consejo para deliberar sobre el tema y se llegó a la conclusión de enviar una delegación a Medina para estar al tanto de ese asunto.

El obispo y sus acompañantes llegaron a Medina pero no consiguieron encontrarse con el profeta (PBd). El día siguiente se reunieron con el Mensajero de Dios entablando el diálogo, con él, sobre JESÚS (P).

¿Qué opinas sobre Jesús (P)?

Responde: un ser humano como todos los humanos.

¿Quién es su padre entonces?

El profeta (PBd) les dijo que Adán también era un profeta y hombre, por tanto os pregunto ¿Quién es su padre?

En ese momento fue descendido ese versículo: “Verdaderamente el caso de Jesús ante Dios es semejante al de Adán. Él lo creó de barro y tan solo le dijo ¡Sé! Y así fue”. Al Imrán 59

Al final de ese debate, a los obispos no les convencía el argumento del profeta (PBd) por lo que Dios le inspira que les leyese este versículo:” A quien te discuta sobre ello después del conocimiento que ha venido a ti, dile:” ¡Venid! Llamemos a nuestros hijos y a los vuestros a nuestras mujeres y a las vuestras y a nosotros mismos y a vosotros mismos y supliquemos que la maldición de Dios caiga sobre los mentirosos”.Al Imrán 61.

Indudablemente ese pasaje revela una propuesta coránica lógica porque se trata de un tema tan polémico en el que ambas partes discrepan sin que hubiera un menor consenso. Este segundo plano de razonamiento lógico después del que ofreció el profeta (PBd) sirvió no, necesariamente, para que los obispos y sus compañeros abrazaran el islam sino como alternativa con el fin de desvelar la verdad cueste lo que cueste.

Evidentemente la divulgación del islam era el propósito del profeta (PBd), es su derecho como lo es para cualquiera que adopte una profesión o ideología. Sin embargo el profeta (PBd) quiso subrayar que la coacción es una postura reprobable en sí y como proceder para defender una convicción. Además que sus resultados, aunque parezcan positivos, no permanecerán arraigados en la conciencia del interlocutor vencido. Entonces no quedaba más remedio que recurrir a la “ordalía”(Al mubáhalh). Eh aquí nos preguntamos el porqué de la insistencia del profeta (PBd) en rematar ese tema de esta manera. Hubieran regresado los obispos y su gente a su ciudad después de escuchar la propuesta del Mensajero de Dios.

En primer lugar se trata de un mensaje celestial que debe llegar a todo el mundo independientemente de que lo acepten o no.

En segundo lugar los obispos representan el cristianismo y por ende influyen en la mayoría de sus seguidores quienes no tienen la facultad de discernir o en el caso de unos pocos carecen de coraje para discrepar dado que el clima social no lo permitía.

A raíz de esta realidad la única vía viable era la de la “Mubáhalah”, un punto reconocido por las partes dialogantes. Se trata de una herramienta religiosa que cambia la modalidad del encuentro que dejaría de ser un diálogo para convertirse en un desafío, cuando los argumentos racionales están rechazados, pero en un plano metafísico cuyas consecuencias surten efecto en nuestro mundo material. Por lo cual si no se realiza la “Mubáhalh” no se desvela la verdad.

En tercer lugar, que yo sepa, esa es la primera vez que el Mensajero de Dios recurre a esta alternativa porque la gente de la Escritura tenía mencionado en sus libros que vendría el último profeta que afianzará el legado de Jesús (P). Por tanto la “Mubáhalah” no es un remedio a cualquier desentendimiento o desacuerdo sino que se usa en casos excepcionales, cuando se oculta la verdad, como en ese debate.

La “Mubáhalah”, podríamos decir, es la cesárea que saca la verdad a la luz y por consiguiente lleva aparejada secuelas dolorosas. La negativa de los obispos de Nayrán a aceptar la “Mubáhala” estaba basada en el reconocimiento de las consecuencias de esa realidad. Por eso se negaron a retar al profeta (PBd) cuando vieron que ese acompañaba a su familia hasta tal punto de que uno de ellos dijo: He visto rostros de tal forma si alzaran sus manos para pedir a Dios que destruya montañas firmes de la Tierra, Dios se los concedería.(Muslim 7/130,Al kachaf t 1/369,tafsir Al jázin 1/242,tafsir Al marághi 13/175 y en otras obras)

En efecto este hecho conforma la segunda opción para dar a conocer el nuevo mensaje celestial en dichas circunstancias. Esa es, a fin de cuentas, la misión del profeta (PBd):” Y di a quienes les fue dada la Escritura y [también] a los que no poseen instrucción: « ¿Os sometéis?»  Si se someten, ciertamente, serán guiados. Pero si dan la espalda, en verdad, tu responsabilidad es sólo informarles. Y Dios observa a Sus siervos “Familia de ‘Imrán 20.

A la luz de ese pasaje coránico se entiende el significado de la “Mubáhala” porque en el caso contrario si no se hubiera ocurrido, pues, ni los obispos se enterarían, de forma inmediata, de lo que predicaba el profeta (PBd) ni sus seguidores notarían ninguna diferencia y por ende no se abriría el camino de una alternativa para quienes quieren abrazar el islam. Dicho de otra manera, el profeta (PBd) quiso que, aunque los obispos se negaron a aceptar la nueva ley divina, sus seguidores eran testigos presenciales de que los obispos no osaron desafiar al Mensajero de Dios suplicando que caiga la maldición sobre los mentirosos. Ese escenario generaría en los compañeros de los obispos un sentimiento de desconfianza y dubitación y podría forjarse en una creencia sólida en el islam. Al fin y al cabo, por lo menos, algunos de esos seguidores se convertirían, sin darse cuenta, en emisarios del profeta (PBd) al divulgar lo sucedido en Medina. Procediendo así el profeta (PBd), de forma indirecta, pudo transmitir su mensaje. Por lo tanto cumple con su responsabilidad: “Y di: La Verdad procede de vuestro Señor, por tanto, quien quiera que crea y quien quiera que no crea.” la Cueva 20.

Algunas enseñanzas del suceso.

1) El primer día que llegaron los obispos para reunirse con el profeta (PBd) no los recibía porque vestían de forma suntuosa: vestidos de seda y anillos de oro.

El profeta (PBd) con esta postura nos quería dar una lección sobre todo a los que están al frente de difundir el islam: La pomposidad no encaja con los principios celestiales. Al contrario deberían de arroparse con el vestido de la humildad y modestia: ¡Oh, hijos de Adán! Ciertamente, hemos creado para vosotros vestidos con los que cubrir vuestra desnudez y como adorno, pero la mejor vestidura es el temor de Dios” los Lugares elevados, 27. La dimensión social es un factor de gran relevancia en el éxito de un predicador: cuanto más cerca está a las masas más credibilidad adquiere.

2) Cuando llegó la hora de la oración los cristianos tocaron su campana en la Mezquita del profeta (PBd) y empezaron a rezar.

No cabe lugar a dudas que con este gesto se materializa la tolerancia del islam respecto del resto de las religiones. ¡Qué bien suena este término! Desafortunadamente, en la actualidad, es un valor que brilla por su ausencia entre los musulmanes ¡Caramba!

3) Merece la pena prestar atención a la introducción de la carta enviada por el Mensajero de Dios a los cristianos de Nayrán:”En el nombre de Dios de Abraham, Isaac y Jacob”.

No menciona a Ismael, su ascendiente, mostrando todo el debido respeto a los profetas ascendientes de Jesús (P).No quiso darles la impresión de que se trata de un desafío y superioridad de estirpes. Evitaba todo lo que pudiera despertar sentimientos de envidia, odio, etc. Su misión está por encima de cualquier consideración.

Es una enseñanza que hemos de tener en cuenta en la materia de relaciones sociales. Es una cordialidad llena de amor al otro buscando puntos de intersección con él en virtud del espíritu de tolerancia que nos brinda esta aleya:” ¡Oh, gentes! En verdad, os hemos creado de un macho y una hembra y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus para que os conozcáis” Las Habitaciones privadas 13.

4) El profeta (PBd) centró su atención, en la reunión con los obispos, sobre un tema de gran envergadura por considerarse el meollo de la diferencia entre las dos visiones. De allí que no mostró su indignación cuando los cristianos hicieron su oración en la Mezquita.

Esta perspicacia profética nos servirá de referencia en nuestras discusiones para dejar claro las prioridades y centrarnos, antes que nada, en lo fundamental en vez de irnos por las ramas.

5) Por último la operación de “Mubáhalah” en su totalidad se desarrolló en un clima de diálogo y respeto mutuo pese a las diferencias.

Por tanto el profeta (PBd) nos enseña que el diálogo es la única herramienta eficaz para despejar incógnitas, evitar conflictos, mantener paz y solucionar problemas.

6) El eje central de ese encuentro histórico no es la divulgación del islam aunque sí de forma colateral esa se ubica en el segundo plano. El mensaje central que nos transmite ese evento de “Mubáhala” es la preponderancia y preeminencia de Ahlul Bait(P). A lo largo del curso y desarrollo del islam y en repetidas ocasiones el Mensajero de Dios ha puesto de relieve la imagen y la figura de los inmaculados de su familia para que sus compañeros vayan familiarizándose con esa realidad cuya utilidad tendrá lugar después del fallecimiento del líder de la Ummah islámica.

No obstante la “Mubáhala” encierra doble mensaje: ratificar lo que se venía enseñándoles a los musulmanes acerca de la jerarquía de Ahlul Bait(P) y por otra parte demostrar la veracidad del profeta(PBd), de una manera inusual, a la gente de la Escritura.

Brahim Amal

 

 

 

 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *