foto-2

Los imames de Ahlul Bayt (P) no adquirieron renombre por ser muytahidin (capacitados para extraer dictámenes), ni por ser mustanbitin (quienes deducen las normas y conceptos a través de las fuentes), sino por ser narradores de la Sunnah. Es por eso que todo lo que ellos decían se considera Sunnah, siendo que se lo transmitían de padres a hijos, hasta llegar a su abuelo el Mensajero de Allah (ByP). Dice el Imam As-Sadiq (P) a este respecto:

“Mi hadiz es el hadiz de mi padre, el hadiz de mi padre es el hadiz de mi abuelo, el hadiz de mi abuelo es el hadiz de su padre, el hadiz de su padre es el hadiz de Ali Ibn Abi Talib, el hadiz de Ali es el hadiz del Mensajero de Allah, y el hadiz del Mensajero de Allah es palabra de Allah, Poderoso e Impotente”.

De Qutaibah quien dijo: “Un hombre le preguntó al Iman Ya’far As-Sadiq (P) respecto a una cuestión y este le respondió. Luego el hombre dijo: “¿… y cual sería tu opinión si fuera de tal y tal forma? Él (P) respondió: “Cualquier cosa que te responda sería del Mensajero de Allah (ByP). No damos opinión personal respecto a nada”.

Dice el Shaij Al-Bahai en relación a esto: “Todos nuestros hadices, salvo raras excepciones, llegan hasta los Doce Imames (con ellos sea la paz), quienes los refieren al Profeta (ByP), ya que ciertamente que ellos tomaron su conocimiento de esa luz”.

Así, los imames de Ahlul Bayt (P) se constituyeron en una fuente para los hadices y narraciones y para la explicación de las normas de la Shari’ah y la develación de sus enigmas y ambigüedades.

Su bendita vida es un nexo y un vínculo homogéneo e ininterrumpido que llega al Mensajero de Allah (ByP), sin que irrumpa ningún elemento extraño o desconocido. La conformación de una escuela ideológica y una vida activa en la que el Islam se materializa, se aplican sus normas, y se protegen sus principios, todo eso, nos enfatiza la confianza en la pureza de estas fuentes, y la autenticidad y pureza de lo citado por la gente de la casa del Profeta (ByP).

Conociendo todo esto, podemos conocer las condiciones y el medio en la que se originó esa escuela de sabiduría de la que aprendieron los seguidores de Ahlul Bayt (P). Aprendemos que su escuela en relación a las ciencias del hadiz, el tafsir, los conocimientos doctrinales e ideológicos, y el resto de las ciencias islámicas, únicamente es el resultado de la fiel transmisión, la impecable extensión de los conocimientos proféticos, y la pureza de la Shari’ah y las fuentes de referencia.

Entonces, ordenemos esa serie de nexos benditos que son los imames de Ahlul Bayt (P), los narradores del Mensajero de Allah (ByP), y le hagamos conocer a nuestra comunidad su posición en la ciencia y la jurisprudencia, ya que cuando Ahlul Bayt (P) menciona alguna serie de narradores de un hadiz del Profeta (ByP), lo que está haciendo es hablar de la siguiente cadena:

1- Ali Ibn Abi Talib (P). Nació en el año 30 del año del Elefante y falleció en el año 40 de la hégira.

2- Al-Hasan Ibn Ali (P). Nació en el tercer año de la Hégira y falleció en el año 50 H.

3- Al-Husain Ibn Ali (P). Nació en cuarto año de la Hégira y falleció en el año 61 H.

Ya hemos hablado de estas estrellas relucientes y benditas y definido su posición en el Corán y la Sunnah. Respecto a esto hay pruebas irrefutables de su confiabilidad, ya que seguirles está avalado por el Corán y la Sunnah profética.

4- El Imam Ali Ibn Al-Husain, Zain Al-Abidin (P). Nacido en el año 38 de la Hégira y falleció en el año 95 H.

5- El Imam Muhammad Ibn Ali, Al-Baquir (P). Nació en el año 57 H. y falleció en 114 H.

6- El Imam Ya’far Ibn Muhammad, As-Sadiq (P). A quien se remonta el nombre de la escuela de Ahlul Bayt (P) al denominarla como “Escuela Imamita Ya’farita”. Nació en el 83 H. y falleció en el 148 H.

7- El Imam Musa Ibn Ya’far, Al-Kazim (P). Nació en el 128 H. y falleció en el 183 H.

8- El Imam Ali Ibn Musa, Ar-Rida (P). Nació en el 148 H. y falleció en el 203 H.

9- El Imam Muhammad Ibn Ali, Al-Yawad (P). Nació en el 195 H. y falleció en el 220 H.

10- El Imam Ali Ibn Muhammad, Al-Hadi (P). Nació en el 212 H. y falleció en el 254 H.

11- El Imam Hasan Ibn Ali, Al-Askari (P). Nació en el 232 H. y falleció en el 260 H.

12- El Imam Muhammad Ibn Al-Hasan, Al-Mahdi (P). Nació en el 255 H. y está vivo y oculto según las narraciones al respecto.

Narra el Shaij Al-Mufid en Al-Irshad que Az-Zahri dijo: “No conozco de entre la gente de la casa del Profeta (ByP) a nadie más virtuoso que Ali Ibn Al-Husain (P)”.

Se narró de Sa’id Ibn Al-Musib que dijo del Imam Ali Ibn Al-Husain (P) lo siguiente: “Este es el Señor de los adoradores, Ali Ibn Al-Husain Ibn Ali Ibn Abi Talib”.

Ibn Huyr, en su libro As-Sawa’iq Al-Muhriqah, describe al Imam Ali Ibn Al-Husain (P) de la siguiente manera: “Zain Al-Abidin es quien sucedió a su padre en conocimiento, desapego y adoración”.

Tanto Abu Hazim como Sufian Ibn Aiinah relatan lo siguiente: “No he visto a ningún Hashimi (de la tribu del Profeta) más virtuoso y más sabio que Ali Ibn Al-Husain (P)”.

Solo una personalidad envidiable y sin igual como esta, es digna de ser descripta por los sabios con tales atributos y de que los musulmanes los tomen como base para tomar los hadices, la jurisprudencia, el tafsir, las ideas doctrinales, y el resto de las sagradas ciencias religiosas islámicas.

El imam mártir, el nieto del Profeta (ByP), Al-Husain Ibn Ali le confió a su hijo Ali Zain Al-Abidin (P) el imamato y la dirección religiosa de la Ummah. Existen las más claras pruebas y argumentos sobre la posición de este imam y sobre aceptar su ciencia, conocimiento y narraciones.

Dice el Imam Ya’far Ibn Muhammad, As-Sadiq (P):

“Por cierto que cuando Al-Husain (P) marchó hacia Iraq, le confió a Umm Salamah sus libros y testamento, y cuando volvió Ali Ibn Al-Husain (P), esta se los entregó”.

En cuanto a su hijo Muhammad Ibn Ali (P), llamado Al-Baquir (el sabio) por la amplitud de su dominio en las ciencias, al igual que su padre, fue conocido por los musulmanes por su piedad, desapego a lo mundano y conocimientos. Esto es atestiguado por los ulama y los narradores de hadices.

Cuenta el distinguido compañero del Profeta (ByP), Yabir Ibn Abdul-lah Al-Ansari, que el Mensajero de Allah (ByP) le informó que él vería a su descendiente Muhammad, el llamado Al-Baquir (P), y le encargó que le enviara sus saludos. El cuenta: “Me dijo el Mensajero de Allah (ByP):

“Tú vivirás hasta que te encuentres con un descendiente mío, de entre la progenie de Al-Husain, al que se llamará Muhammad, quien colmará la ciencia de sabiduría. Cuando lo encuentres, dale mis saludos”.

Este compañero del Profeta (ByP) se encontró con el Imam Al-Baquir (P) siendo este un niño, y le hizo llegar los saludos de su abuelo el Mensajero de Allah (ByP).

Este testimonio surgido desde la profecía, y este reconocimiento, son suficientes para aceptar la distinguida posición de este Imam, para confiar en él, para referírsele y tomar de él el conocimiento.

El período de su vida y la de su hijo Ya’far As-Sadiq (P), constituyó uno de los más ricos de la historia islámica en relación a las ciencias de la narración y el Hadiz, y al perfeccionamiento de las ciencias islámicas en general.

Los ulama, narradores, exégetas y estudiantes del conocimiento islámico de ese tiempo, cuentan que poseía una excelencia a la que nadie se acercaba, y un conocimiento sin parangón.

Ibn Al-‘Imad Al-Hanbali lo describe de la siguiente manera: “Abu Ya’far Muhammad Al-Baquir, era de los sabios de Medina, y se lo llamó “Al-Baquir” porque colmaba la ciencia de sabiduría (iabqarul ‘ilma baqran), realizó en ella una profunda abertura, definió sus bases y las dominó”.

Transmite Ibn Al-Yuzi de ‘Ata’, quien fue célebre entre los Tabi’in (compañeros de los compañeros del Profeta), quien dice del Imam Muhammad Al-Baquir (P): “Nunca vi a los ulama ante nadie tan limitados y empequeñecidos en su sabiduría, como los veía en las reuniones de Abu Ya’far Al-Baquir…”.

En cuanto a su hijo Ya’far As-Sadiq (P), ciertamente que los ulama se han pronunciado ampliamente alabándolo a él y a sus ascendientes, y magnificando su posición. Entre esas palabras mencionamos textualmente las siguientes:

Dice el sabio investigador Saiid Muhsin Al-Amin: “Al-Hafiz Ibn ‘Aqd Az-Zairi reunió en su libro de Riyal (referente a la confiabilidad de los transmisores de hadices) a cuatro mil personas de entre las confiables que transmitieron de Ya’far Ibn Muhammad, sin contar al resto, mencionando además las obras y recopilaciones de cada uno”.

Narra Ibn Shahr Ashub en su libro Manaquib Al Abi Talib del libro Al-Hil-liah de Abu Na’im lo siguiente: “Tanto los imames (de la Sunnah) como personas renombradas de entre los musulmanes, han relatado hadices de Ya’far As-Sadiq. Entre ellos: Maliq Ibn Anas, Shu’bah Ibn Huyyay, Sufian Az-Zuri, Ibn Yarih (At-Tabari), Abdul-lah Ibn ‘Amru, Ruh Ibn Al-Qasim, Sufian Ibn ‘Aiinah, Sulaiman Ibn Bilal, Isma’il Ibn Ya’far, Hatam Ibn Isma’il, ‘Abdul ‘Azaz Ibn Al-Mujtar, Wahb Ibn Jalid, Ibrahim Ibn Tahan, y otros”. Agrega: “Lo cita Muslim en su Sahih, basándose en sus narraciones. Además otros dicen: “Narran de él Malik, Ash-Shafi’i, Al-Hasan Ibn Salih, Abu Aiiub As-Siyistani, ‘Umar Ibn Dinar y Ahmad Ibn Hanbal”. Dice Anas Ibn Malik: “Ningún ojo ha visto, ni ningún oído ha escuchado, ni ningún corazón ha sentido a una persona de más virtud, sabiduría, adoración y piedad, que Ya’far As-Sadiq”.

El profesor Shaij Mahmud Abu Zahra, Shaij de la Universidad Al-Azhar de Egipto, se refiere al Imam As-Sadiq (P) en la introducción de su Al-Imam As-Sadiq, de la siguiente manera:

“Con la ayuda de Allah y pidiéndole el éxito, hemos emprendido la tarea de escribir acerca del Imam Ya’far As-Sadiq, habiendo ya escrito sobre siete de los distinguidos Imames… Abu Hanifah (fundador de una de las cuatro escuelas de jurisprudencia Sunnah) relataba hadices suyos y lo consideraba el más sabio entre los hombres y el Faquih de más dominio. El Imam Malik (fundador de otra de las cuatro escuelas) lo frecuentaba como estudiante y narraba de él. El tiene la virtud de la condición de maestro sobre Abu Hanifah y Malik, y eso es suficiente para determinar su condición de máxima autoridad espiritual de la época, sin que nadie se le anteponga.

Además de todo lo anterior, era nieto de Ali Zain Al-Abidin (P) quien era el más distinguido señor de Medina en su tiempo, tanto en nobleza como en religión y ciencia, con quien estudiaron Ibn Shuhab Az-Zahri y muchos otros de los Tabi’in.

Era hijo de Muhammad Al-Baquir (P) quien “colmó la ciencia de sabiduría” y en quien Allah reunió la nobleza esencial con la nobleza anexa por medio de su distinguida genealogía, al ser un Hashemi de la descendencia del Profeta (ByP)”.

Decía Umar Ibn Al-Miqdam: “Si veías a Ya’far Ibn Muhammad, sabías que era de la descendencia de los profetas”.

El famoso historiador Al-Ia’qubi lo describe de la siguiente manera: “Era el más virtuoso entre la gente y el más sabio de la religión de Allah. Cuando los sabios que lo habían escuchado narraban algo de él, decían: “nos informó el sabio”.

Estos son los conceptos vertidos por los sabios y narradores de prestigio, testimonios que develan la posición de Ahlul Bayt (P) y su exclusiva situación relacionada a la ciencia y la fe.

El Imam Musa Al Kazim (P). Es el hijo del Imam Ya’far As-Sadiq (P) y fue educado bajo la sombra de su padre de quien adquirió el conocimiento, la piedad y las más elevadas virtudes. Es por eso que su padre, con la grandeza de su rango, testifica que su hijo Musa es el Señor de Ahlul Bayt (P), y el Imam a quien habrá que referirse en los conocimientos islámicos.

El Imam As-Sadiq (P) le dijo a uno sus compañeros lo siguiente:

“Este hijo mío que ves, cualquier cosa que le preguntes de entre las páginas del Mas-haf (el Corán), te responderá con conocimiento”.

Los sabios de Ilm Ar-Riyal y los historiadores lo describen como sabio y virtuoso, renombrado en su devoción por su piedad y temor a Allah, poseedor de grandeza y de una excelsa moral. Entre esos testimonios mencionemos el de Al-Hafizh Ar-Razi en su enciclopedia de Riyaliah (donde se menciona a las personas relacionadas con la transmisión de Hadices) donde dice: “Musa Ibn Ya’far Ibn Muhammad Ibn Ali Ibn Al-Husain Ibn Ali Ibn Abi Talib, cuando narra lo hace de su padre, y su hijo Ali Ibn Musa y su hermano Ali Ibn Ya’far narran citándolo”. Esto lo dice Abdurrahman, quien agrega: “Le preguntaron a mi padre acerca de él y dijo: “Es confiable y veraz. Un Imam para los musulmanes”.

Muhammad Ibn Ahmad Adh-Dhahbi en relación al Imam Kazi (P) dice: “Musa era de entre los más dignos filósofos y de entre los más piadosos siervos de Allah”.

Dice Mu’min Ash-Shablanyi: “Musa Al-Kazim, que Allah esté complacido con él, fue el más devoto y sabio de la gente de su tiempo…”.

En cuanto a su hijo Ali Ibn Musa Ar-Rida (P), ciertamente que era como sus padres en lo que a conocimiento, piedad y elevada moral se refiere. El sucedió a su padre en el cargo de liderazgo religioso e Imamato. Alcanzó tanta nobleza y posición que el califa abbasida Al-Ma’mun se vio obligado a nombrarlo su sucesor para el califato… a pesar de la firme lucha y enemistad que existía entre los Alawitas (descendientes de Ali (P)) y los Abbasidas.

Tanto los ulama, los fuqaha (jurisconsultos), los filósofos, durante las reuniones de ciencia y discusión científica, como los autores de libros de Riyal, testimonian la posición del Imam Ali Ar-Rida (P) en lo referente a su sabiduría y distinción por su piedad y temor.

Mencionaremos algunos de esos testimonios:

Dijo Al-Wafidi: “Era confiable en lo que transmitía. Daba fatwas (dictámenes religiosos) en la mezquita del Mensajero de Allah (ByP) teniendo tan solo veinte y pico de años. Era de la octava generación de Tabi’in de Medina”.

Lo menciona Al-Hafiz Ar-Razi en su libro Al-yarh wat Ta’dil cuando habla de su padre. Dice: “… Y narra de él su hijo Ali Ibn Musa…”.

Su padre Musa Ibn Ya’fa (P), de quien ya conocimos su posición de sabio y piadoso, testimonia su conocimiento e indica que hay que referirse a él cuando dice:

“Este es vuestro hermano Ali Ibn Musa, el sabio de la familia de Muhammad. Preguntadle acerca de vuestra religión y aprended y memorizad lo que diga”.

En cuanto al Imam Al-Yawad (P), era tan sabio, desapegado de lo mundano y piadoso como sus puros padres y antecesores.

Dice Sabt Ibn Al-Yuzi: “Muhammad Al-Yawad: Es Muhammad Ibn Ali Ibn Musa Ibn Ya’far Ibn Muhammad Ibn Ali Ibn Al-Husain Ibn Ali Ibn Abi Talib. Se lo llamaba Abu Abdul-lah, también se dice que Abu Ya’far, y nació en el año ciento noventa y cinco, falleciendo en el año doscientos veinte. Siguió el sendero de sus antecesores en lo concerniente a conocimiento, piedad, desapego y excelencia”.

Narra Muhammad Ibn Ammar: “Estaba sentado junto a Ali Ibn Ya’far Ibn Muhammad -tío del padre del Imam Al-Yawad (P)- en Medina. Permanecí dos años con él escribiendo lo que él había escuchado de su hermano, o sea Musa Ibn Ya’fa (P). Una vez fue a verlo Abu Ya’far Muhammad Ibn Ali Ar-Rida (P) en la mezquita del Mensajero de Allah (ByP), entonces Ali Ibn Ya’far se levantó rápidamente y sin su calzado ni su manto fue donde él y le besó la mano engrandeciéndolo.

Le dijo Abu Ya’fa (P): “¡Oh tío, siéntate! ¡Que Allah te bendiga!”.

Respondió: “¡¿Cómo podría sentarme siendo que tú estás parado…?!”

Cuando Ali Ibn Ya’far volvió a su lugar, sus compañeros lo increparon y le dijeron: “¡Tú eres tío de su padre, ¿cómo es que actúas de esa forma con él?!”.

Respondió: “¡Callaos, si es que Allah, Poderoso e Imponente, no dignificó estas canas -tomándose la barba- de la forma en que lo hizo con este joven, y lo dispuso en tal situación, ¿acaso voy a negar sus virtudes y supremacía?! Me refugio en Allah de lo que decís. Yo me considero servidor de él”.

Dice Mahmud Ibn Wahib Al-Bagdadi Al-Hanafi: “Muhammad Al-Yawad Ibn Ali Ar-Rida. Era llamado Abu Ya’far…”. Luego dice: “Heredó de su padre el conocimiento y la virtud, y dotó a sus hermanos de fuerza y perfección…”.

En cuanto al Imam Ali Al-Hadi (P) hijo del Imam Muhammad Al-Yawad (P), era poseedor de magníficas virtudes y de un excelente nivel de sabiduría y piedad, tanto como sus ilustres antecesores. Es llamado Abul Hasan Al-Askari.

Dice Al-Mu’min Ash-Shablanyi: “… Tiene muchas súplicas conocidas. Dice en As-Sawa’iq: “Abul Hasan Al-Askari heredó de su padre el conocimiento y la generosidad”.

Dice Abdul Haii Ibn Al-‘Imad Al-Hanbali: “Abul Hasan Ali Ibn Muhammad Ibn Ali Ar-Rida Ibn Musa Al-Kazim Ibn Ya’far As-Sadiq Al-Alawi Al-Husaini, el conocido como Al-Hadi, era un Faquih y un Imam devoto”.

Dice Al-Hafiz ‘Imadud Din Abul Fia’ Isma’il Ibn Umar Ibn Kazir: “… y en cuanto a Abul Hasan Ali Al-Hadi, es hijo de Muhammad Al-Yawad Ibn Ali Ar-Rida Ibn Musa Al-Kazim Ibn Ya’far As-Sadiq Ibn Muhammad Al-Baquir Ibn Ali Zain Al-Abidin Ibn Al-Husain Ash-Shahid Ibn Ali Ibn Abi Talib, y es uno de los Doce Imames, y el padre de Al-Hasan Ibn Ali Al-Askari. Era un devoto siervo de Allah desapegado de lo mundano. El califa abbasida Al-Mutawakkil lo trasladó por la fuerza a Samarra (Iraq), donde permaneció más de veinte años -según lo más conocido- y murió en el año doscientos cincuenta y cuatro de la Hégira lunar”.

Se narra de Iahia Ibn Harzamah, a quien el califa Al-Mutawakkil envió para traer al Imam Ali Al-Hadi desde Medina hasta Samarra, lo siguiente: “… Fui hacia Medina y cuando entré la gente comenzó a clamar alborotadamente y a gritos, de una forma que la gente no escuchó antes, por temor hacia la persona de Ali, porque él era un bienhechor para con ellos, inseparable de la mezquita, y no tenía avidez hacia lo mundano. Traté de tranquilizarlos y les juré que no tenía órdenes de proceder contra él por la fuerza y que no había problemas con él. Luego registré su casa y no encontré sino Coranes, libros de súplicas y de ciencias. Eso hizo que se volviera poseedor de grandeza ante mis ojos”.

En cuanto al Imam Al-Hasan Al-Askari Ibn Ali Al-Hadi (P), él también era como sus nobles padres en cuanto a conocimiento, piedad y lucha por la causa de Allah. Sabios e historiadores testimonian esto. Entre ellos citaremos los siguientes:

Dice Shamsuddin Abul Muzhaffar Iusuf Ibn Faragli (nieto de Al-Yauziah): “Era sabio y confiable. Narraba los hadices de su padre y de su abuelo”.

Dice Ibn As-Sabbag Al-Maliki: “Las virtudes de nuestro maestro Abu Muhammad Al-Hasan Al-Askari, indican que era noble y distinguido, hijo de un noble y distinguido. No se puede dudar ni negar su condición de Imam. No tenía quien le antagonice, era Imam de la gente de su época, sus palabras eran acertadas y precisas, y sus acciones eran loables…”.

El Mahdi (P) de la Familia del Profeta (ByP):

Dijo el Mensajero de Allah (ByP):

“No terminarán los días y las noches hasta que Allah envíe a un hombre de la gente de mi casa cuyo nombre será igual al mío, quien llenará la tierra de justicia y equidad, así como habrá sido llenada de opresión e iniquidad”.

Narra Ali Ibn Abi Talib (P) del Mensajero de Allah (ByP):

“Aunque no quede en el tiempo más que un día, ciertamente que Allah enviará a un hombre de la gente de mi casa, que lo llenara de justicia así como fue llenado de iniquidad”.

Esto fue mencionado por Abu Dawud en su Musnad. Tanto Abu Dawud como At-Tirmidhi lo citan en sus respectivos Sunan, y ambos lo refieren a Sa’id Al-Judri, quien dice: ” Escuché al Mensajero de Allah (ByP) decir:

“El Mahdi es de mi (descendencia), es de frente despejada y nariz aguileña. Llenará la tierra de justicia y equidad, así como habrá sido llenada de opresión e iniquidad”.

Abu Dawud agrega: “Gobernará siete años”. Después dice: “Es un hadiz reconocido y catalogado de muy confiable”.

Son numerosos los hadices que transmiten los expertos en narraciones de las diferentes escuelas de los musulmanes. Existe unanimidad en que el nombre del Mahdi es “Muhammad” y que es de la descendencia del Profeta (ByP), aunque hay discrepancia respecto a su persona. Lo que es categórico para los seguidores de Ahlul Bayt (P) es que es el Imam Muhammad Ibn Al-Hasan Al-Askari, Ibn Al-Hadi, Ibn Muhammad Al-Yawad, Ibn Ali Ar-Rida, Ibn Musa Al-Kazim, Ibn Ya’far As-Sadiq, Ibn Muhammad Al-Baquir, Ibn Ali Zain Al-Abidin, Ibn Al-Husain As-Sabt Ash-Shahid, Ibn Ali Ibn Abi Talib; que nació en la noche del quince de Sha’ban del año 255 de la Hégira en forma oculta de la gente; quien, por gracia de Allah, continúa vivo y oculto, y se manifestará en un tiempo en que, según el noble hadiz, la tierra esté colmada de opresión e iniquidad, para llenarla de justicia y equidad, siendo secundado por Jesús (P), quien rezará tras él.

Esta es una resumida descripción de los Imames de Ahlul Bayt (P) y de su rango y posición. De ellos se toman los conocimiento de jurisprudencia, hadiz, tafsir, y conocimientos concernientes a la doctrina, la Shari’ah, etc.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*