MECA

1. El Sagrado Corán

Es innegable que el Corán es un libro viviente el cual influencia la vida de millones de personas por su belleza y estilo. La excelencia de los discursos coránicos fue y aún es un reto.

El mismo Corán reta a sus oponentes a que traten de producir un discurso que lo supere

El Corán repetidamente dice que si los oponentes llegan a producir en cualquier tiempo un discurso comparable a él ellos automáticamente deslegitimarán toda la fe islámica. El Corán ha permanecido firme en comparación a toda la literatura árabe desde su revelación en siglo VII, el Sagrado Corán por esto ha permanecido desde el tiempo en el que se introdujo hasta ahora en una gran fuente de atracción para la tradición islámica.

2. La Personalidad Del Profeta Del Islam

Muhammad (sws) nació en una época brillante de la historia. Ninguna nube ha opacada su nacimiento, su existencia o su vida entre sus gentes. Si algún otro Profeta es considerado una parte de la historia de la religión, Muhammad es parte de ambas, de la religión y de la historia del mundo. Muhammad (sws) nació en la Meca de unos bien conocidos padre y madre, vivió con su gente por cuarenta años antes de ser comisionado como un Profeta de Dios. El fue visto por su gente en su niñez y madurez. El fue reconocido por todos sus asociados como un ejemplo de honestidad e integridad. La gente nunca encontró una falta en él, lo llamaban el confiable. Muhammad no vivió una vida como una persona aislada por el contrario él se relacionaba con las personas constantemente. Como un negociante, Muhammad (sws) viajó y se relacionó con personas de diferentes estilos de vida, pero nunca fue influenciado por bajas pasiones o ambiciones mundanales. El vivió en una sociedad pagana dominada por los adoradores de ídolos, pero nunca sucumbió a sus ideas, nunca los acompañó en su fe. El vivió en ese mundo pero tenía su propio mundo. Fue respetado por sus enemigos y admirado por sus amigos, y ningún Profeta en la historia recibió tan espontanea obediencia de sus compañeros como lo hizo Muhammad (sws).

3. La Fuerte Fe De Los Primeros Musulmanes

Debido a la completa honestidad e influencia de la personalidad de Muhammad (sws) la fe de sus compañeros en él, era usualmente fuerte. Esto era basado a que ellos conocían de primera mano el ejemplo de su vida.

Se nos ha dicho que los seguidores de Moisés se rehusaron a entrar a Jerusalén cuando él les ordenó hacerlo y ellos le respondieron que él y su señor fueran a pelear con los enemigos. Se nos ha dicho que las multitudes que se reunieron alrededor de Jesús lo abandonaron cuando vino la crisis. Hasta sus discípulos lo abandonaron. El jefe de sus discípulos lo negó tres veces antes del amanecer en aquella fatídica noche. Similar situación le ocurrió a la mayoría de los Profetas. Ninguno de ellos disfrutó de un soporte por parte de sus seguidores cuando ellos enfrentaron una crisis.

Sin embargo, los compañeros de Muhammad (sws), fueron diferentes. Cuando Muhammad estaba en la Meca, él y cientos de sus seguidores no tenían poder ni ninguna protección legal. Todos ellos se mantuvieron en los tiempos de crisis, y ninguno de ellos abandonó su fe o al Profeta. Las acciones de aquellos musulmanes prueban su fe en el islam y en el Profeta. Todos ellos predicaron el islam y practicaron aquello que predicaban, y cada verdadero musulmán dio a su fe un verdadero soporte tanto en palabra como en acción.

4. Los Principios Del Islam Fueron Una Gran Fuente De Atracción Porque Ellos Fueron Y Son Lógicos Y Claros

Sobre serios pensamientos, uno puede fácilmente aceptar las enseñanzas de una religión la cual declara lo siguiente: que no hay más Dios que Allah todo poderoso quien creó todo el universo; nadie es merecedor de adoración excepto El; El es el único señor sin compañero, ni asociado, ni hijo; El no ha sido engendrado ni ha engendrado, y nada se compara con El; El es el justo, El misericordioso, y El poderoso, no es antropomórfico ni es físico, su poder abarca todo el universo.

Así de simple y sencillo el monoteísmo es fácilmente aceptable a la mente humana, la cual busca una explicación a la existencia del mundo, esto no confunde la mente humana mediante la declaración que Dios es uno y que al mismo tiempo es más de uno. El islam no representa a Dios como a un ser humano nacido de otro ser humano.

Muhammad Jawad Chirri 

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*